X’men ayuda a localizar a un extraviado

Don Anacleto Tuz, quien padece de “Mal de Parkinson”, se perdió en el monte entre Chichén Itzá y Xcalakoop / Su esposa Alicia Couoh da parte a la policía y se inició la busqueda

PISTE, Tinum, Yuc., 20 de febrero.- Un x’men aconsejó a la Sra. Alicia Couoh Uc, de 48 años, buscar a su marido por los montes ubicados entre Chichén Itzá y Xcalakoop, ya que su esposo Anacleto Tuz Cahum estaba extraviado desde hacía 24 horas.
La sugerencia del X’men rindió frutos y el hombre fue localizado sano y salvo por policías de la SSP, campesinos y amigos de la familia. El evento llamó la atención por la precisión del brujo maya que tuvo en su visión la certeza de su ubicación.
La historia que conmovió a los habitantes de Pisté por las aristas que tomó y que terminó con final feliz, inició cuando Don Anacleto se extravió en los montes de la comisaría.
Su esposa Alicia acudió a la comisaría para informar a los policías del caso y les explicó que su marido “padece del Mal de Parkinson” y dio las referencias de cómo estaba vestido. De inmediato, la Policía Coordinada aplicó un operativo muy grande por un cuadrante respetable en cuanto a distancias se refiere.
Sin perder la esperanza y como una mujer que creció en la cultura maya, decidió visitar al x’men, quien le dijo que su marido estaba en buenas condiciones de salud y que estaba como dos kilómetros monte adentro, cerca de Xcalakoop.
Ya más tranquila, comentó lo anterior a los mandos policiacos y decidieron hacerle caso. Uno de los voluntarios, Elías Santiago Suaste, sirvió de guía y dirigió a todos hacia la zona.
La sorpresa fue mayúscula, cuando Don Anacleto fue localizado sano y salvo como dijo el X’men.
En la búsqueda participaron el jefe de la Policía Penínsular, Emilio Zacarías Laines, con las unidades 6435 al mando del Suboficial Jorge Luis Flores Escalante, la 6357 al mando del Policía Segundo Roberto Carlos Ceh Cob con dos de tropa, la 6377 al mando del Policía Tercero Javier Enrique Lora Náhuat con uno de tropa, y las unidades 1515 y 1516 de la Policía Municipal de Tinum con 6 elementos y cerca de 30 personas civiles.
Don Anacleto contó que sobrevivió al fuerte calor bebiendo agua de una pila de un rancho, y en esta localidad, todo fue alegría y respeto por el x’men.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: