Trump ordena el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera con México

En plena recta final de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLCAN), el presidente estadunidense Donald Trump firmó una orden ejecutiva para desplegar efectivos de la Guardia Nacional a lo largo de la frontera con México hasta en tanto no se construya el muro.

El anuncio se dio en el marco de la estancia en Washington de los secretarios de Relaciones Exteriores y de Economía, Luis Videgaray e Ildefonso Guajardo, con el propósito de afinar los últimos detalles del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá.

La orden precisa que serán únicamente miembros de la Guardia Nacional quienes se coloquen a lo largo de la frontera, ya que el Ejército, por ley, no puede intervenir en asuntos internos ni en territorio nacional.

“Es tiempo de actuar”, dijo la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, al anunciar en la Casa Blanca que Trump firmaría más tarde la declaración, como finalmente sucedió.

Por la mañana, el mandatario estadunidense anticipó que su gobierno tomaría “fuertes medidas” sobre inmigración este miércoles, sin dar más detalles.

“Nuestras Leyes Fronterizas son muy débiles, mientras que las de México y Canadá son muy fuertes. El Congreso debe cambiar estas leyes de la era de Obama, y otras, ¡AHORA MISMO! Los demócratas se interponen en nuestro camino: quieren que la gente ingrese a nuestro país sin control … es un ¡CRIMEN! Tomaremos medidas enérgicas hoy”, tuiteó Trump.

La drástica medida responde a un informe recibido en el que se alerta sobre el “creciente flujo de inmigración ilegal, drogas y pandilleros violentos de Centroamérica”.

Según la agencia Notimex, los gobernadores republicanos de Texas, Gregg Abbott, y de Arizona, Doug Ducey, celebraron la decisión del presidente Trump de desplegar soldados de la Guardia Nacional a lo largo de la frontera con México para reforzar la seguridad en la zona.

“La acción de hoy de la administración Trump refuerza el compromiso de Texas con asegurar nuestra frontera sur y defender el estado de derecho, y agradezco el apoyo”, dijo Abbott en un comunicado

“En el futuro, Texas continuará implementando fuertes esfuerzos de seguridad fronteriza, y esta asociación ayudará a asegurar que estamos haciendo todo lo posible para detener el flujo de la inmigración ilegal”, señaló.

El gobernador de Arizona, en tanto, publicó un mensaje en su cuenta de Twitter en el que expresó que esa entidad “celebra el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera”.

“Washington ha ignorado este tema durante demasiado tiempo y se necesita ayuda. Para Arizona, se trata de seguridad pública”, indicó Ducey.

En tanto Nielsen anunció que ya se había consultado con los gobernadores fronterizos sobre los planes para desplegar tropas de la Guardia Nacional en la frontera, aunque no proporcionó detalles sobre el número de tropas que se planea enviar ni por cuánto tiempo.

“Esperamos que el despliegue comience de inmediato (…) Estamos trabajando de prisa con los gobernadores fronterizos”, añadió la funcionaria.

La gobernadora de Nuevo México, la también republicana Susana Martínez, no se había pronunciado aún al respecto la tarde de este miércoles, pero se espera que, al igual que sus homólogos Abbott y Ducey, elogie la decisión de enviar a la Guardia Nacional para reforzar la vigilancia fronteriza.

El gobernador de California, Jerry Brown, el único demócrata entre los cuatro gobernadores de las entidades fronterizas con México, podría tener una posición diferente a la de sus similares republicanos.

Brown ha mostrado con frecuencia su desacuerdo con la política migratoria de la administración Trump y ha chocado con el gobierno federal en algunos temas, como el de las denominadas “ciudades santuario” y la emisión de licencias de conducir a inmigrantes indocumentados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: