Trump asegura ser víctima de una “cacería de brujas”; expresa disposición a ser interrogado

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que su gobierno es víctima de una “cacería de brujas” por parte de los demócratas, ya que no ha cometido ninguna ilegalidad y dijo estar dispuesto a ser interrogado por el fiscal independiente del Departamento de Justicia que lo investiga, Robert Mueller.

En una breve conferencia de prensa informal en la Casa Blanca antes de irse de gira a Dallas, Texas, Trump hizo referencia al caso de la actriz pornográfica, Stormy Daniels, que develó las contradicciones y mentiras a las que ha incurrido el mandatario.

Este miércoles por la noche Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York y ahora asesor legal de la presidencia, dijo en entrevista con la cadena de televisión Fox News, que Trump devolvió los 130 mil dólares a su ex abogado, Michael Cohen, que presuntamente había pagado con su dinero a Daniels para que durante la campaña presidencial de 2016 se mantuviera callada sobre la relación sexual que años antes tuvo con el ahora titular del poder ejecutivo de los Estados Unidos.

Este jueves por la mañana Trump, en tres mensajes de Twitter, confirmó lo dicho por Giuliani, pese a que en abril pasado el propio presidente negó tener conocimiento del pago y del origen del dinero.

Sara Hucakbee Sanders, vocera de la Casa Blanca, el pasado 7 de marzo deslindó ante la prensa a su jefe del caso Daniels.

“Rudy es un gran tipo… trabaja duro y está aprendiendo sobre el asunto, es un gran tipo, sabe que esto es una cacería de brujas. Rudy sabe que es una cacería de brujas y va a corregir los hechos”, dijo Trump a la prensa esta mañana.

El mandatario hizo referencia a que su gobierno expondrá en un documento los detalles de la devolución de los 130 mil dólares a Cohen, fondos que podrían estar sujetos a investigación por parte de Mueller.

El fiscal independiente del Departamento de Justicia lleva a cabo una pesquisa para determinar si la campaña presidencial de Trump se coludió en 2016 con el gobierno de Rusia para socavar el resultado de los comicios presidenciales de ese año.

El equipo de investigadores encabezados por Mueller también investiga posibles violaciones a las leyes electorales por parte de la campaña de Trump, con respecto al uso de fondos electorales, por lo que el caso del pago a Daniel podría estar sujeto a revisión.

“Es muy simple, se ha propagado mucha información falsa… hay un grupo de investigadores (13), todos demócratas y, siendo justos, debemos decir que Mueller trabajó ocho años con (el expresidente Barack) Obama”, subrayó el presidente de Estados Unidos.

Cuando los reporteros le preguntaron si tenía disponibilidad de sentarse con Mueller para ser interrogado, Trump respondió:

“Amaría hacerlo, nadie más que yo quiero hablar, lo haría porque no hemos hecho nada… manejamos una gran campaña, ganamos con facilidad, pero necesito saber si vamos a ser tratados con justicia; en estos momentos no es más que una pura cacería de brujas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: