Trágica muerte de bañista en Sisal

Horrible muerte tuvo un visitante de Mérida que se arrojó un clavado al agua desde la punta del muelle, sin imaginar que en esta temporada es común que se registre una vaciante.
Se trata de Miguel Eduardo Gómez Lavadores, de 23 años, chofer de la plataforma Uber, quien sufrió traumatismo craneoencefálico al caer con fuerza al tirarse un clavado, golpeándose contra la capa de arena.
De acuerdo con datos recabados, dos familias fueron transportadas al puerto de Sisal por los choferes de Uber.
Mientras esperaban a las familias, el extinto y su compañero Antonio Isaac Jiménez Ríos se trasladaron a la punta del muelle de pescadores. Al mediodía, el extinto tomaba un refresco y comía una botana.
Acto seguido decidió tirarse al agua e incluso pidió a su amigo que lo grabara con su celular cuando se arrojara al mar, sin saber que sería su último clavado.
Al principio “Tony”, quien siguió la acción desde la videocámara de su celular, pensó que Miguel estaba bromeando, al estar brincando dentro el agua. Jiménez Ríos gritó pidiendo auxilio, al cual respondieron varios voluntarios.
El sitio de la desgracia fue acordonado por elementos de Policía Municipal, quienes a su vez dieron parte a las autoridades de la Fiscalía General del Estado.
Más información en Sección Yucatán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: