Todas las granjas porcícolas deberán tener planta de tratamiento

Una norma que determine niveles máximos de DBO5 (demanda bioquímica de oxígeno medida en miligramos de contaminación) y de nitrógeno en las aguas que viertan las granjas porcícolas de Yucatán puede trabajarse por 3 vías: desde el Consejo de Cuenca Peninsular con los procedimientos federales, como normativa estatal, o integrarse a los cambios del Ordenamiento Territorial del Estado, que se trabajará en los próximos 12 meses en las mesas de los investigadores.
—“No es cuestión de imposición, porque eso lo tumba un abogado, es por la vía de las consultas y consensos para que se pueda aplicar”, dijo Eduardo Batllori Sampedro, Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del Estado (Seduma).
POR ESTO! publicó en su edición del pasado 7 de marzo la opinión de expertos en agroecología, quienes consideran que el reconocimiento de Kekén para mejorar los sistemas de tratamiento de desechos porcícolas y su disposición a invertir es “un gran avance”, pero dijeron que trabajar 12 meses en un Plan de Acción para Proyectos Agropecuarios es mucho tiempo, ya que la Seduma podría aplicar de inmediato una norma con niveles máximos de DBO5 y de nitrógeno para el agua que vierten las granjas porcícolas en el suelo y fijar un tiempo para que lo cumplan.
Sin embargo, el funcionario estatal dijo que no es posible hacerlo sin el consenso y el involucramiento de los investigadores y representantes de la sociedad civil en las mesas del Plan de Acción para los Proyectos Agropecuarios, que estarán en marcha en los próximos 12 meses.
“Para una norma estatal de un recurso que es competencia federal se requiere hablar con la Conagua y la Semarnat; sería interesante que si hay propuestas se hagan llegar y saber por qué vía se pueden hacer, o el grupo de agroecólogos podría preparar la propuesta de norma y presentarla en el Consejo de Cuenca Peninsular, donde están los 3 Estados, y seguir el procedimiento de propuesta, análisis y discusión, pueden enviármela a mí y yo llevarla al Consejo o enviarla al Consejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: