Se acabó el invicto

Terminó la marcha inmaculada de los Leones de Yucatán. Un estelar jugador de la Liga Meridana de béisbol, el capitalino Luis Mauricio Suárez, todo un “diablo” en el circuito invernal, disparó triple productor de dos carreras en la quinta entrada y guio el trepidante triunfo de los Tigres de Quintana Roo por score de 2×1 sobre los Leones de Yucatán al que le cortaron una racha de 4 partidos sin derrota.
Con la victoria del equipo de Bengala, se niveló la serie a un triunfo por bando, en el segundo compromiso que se disputó anoche en el Parque Kukulcán Alamo que registró una asistencia de 12,200 aficionados.
Con el tropiezo de las fieras, sólo los Sultanes de Monterrey se mantienen con paso perfecto de 5-0 y lideran en solitario la Zona Norte, mientras que en la Zona Sur, los Diablos Rojos del México alcanzaron a los Leones en la cúspide del sector, ambos con marca de 4-1.
A diferencia del juego del martes pasado, el pitcheo lució a plenitud, sobre todo el de los Tigres que limitó en seis imparables a los reyes de la selva.
Como suele suceder en este tipo de partidos cerrados, se vivió momentos de dramatismo en la novena entrada.
En su turno de la parte superior de ese episodio, los Tigres no aprovecharon para ampliar la ventaja porque tenían enfrente al cerrador de las fieras, el venezolano Ronald Belisario.
El primer bateador del inning, el mochiteco Ramón Ramírez se embasó por pifia del torpedero sonorense Diego Madero, el veracruzano Francisco Córdoba entregó el primer tercio con rodado al pitcher lo que le permitió al corredor alcanzar la intermedia.
La base por bolas que recibió el obregonense Rolando Acosta elevó la adrenalina al máximo porque correspondía el turno al peligroso sonorense Carlos “La Chispa” Gastélum, pero Belisario lo dominó con rodado a la antesala donde su compatriota Alberto Callaspo pisó la antesala y pivoteó a la inicial para consumar la doble matanza.
Ahora la oportunidad se le presentó a los Leones y también ante el “bombero” de lujo del equipo bengalí, el norteamericano Derrick Loop, quien llegó “divorciado” del plato, pues le obsequió la base con cuatro pelotas malas al guasavense Iván Araujo, quien entró de bateador emergente por Leo Heras.
Roberto “Chapo” Vizcarra, quien sufrió su primera derrota y precisamente ante el equipo quintanarroense, al que llevó al título de la Liga Mexicana en un par de ocasiones, requería velocidad en los senderos y envió de corredor emergente al novato guasavense Alan López.
El mochiteco Sebastián Valle, quien se fue en blanco en los dos turnos siguientes luego de caminar con boleto gratuito en el segundo episodio, recibió la orden de tocar la bola para avanzar al corredor y aunque usted no lo crea “murió” en el intento al fallar de forma increíble en su tercer intento, una jugada que es una competencia elemental de cualquier pelotero y que debería ejecutar sin mayor problema.
La infortunada acción del receptor melenudo representó la segunda oportunidad frustrada que evitó el posible zarpazo que esperaba la afición.
Siguió el michoacano José Juan Aguilar, quien entregó el segundo tercio al abanicar el tercer strike con un lanzamiento por el suelo. Diego Madero tuvo un turno de calidad y no se dejó engañar por los disparos del relevista extranjero que cedió ante la “vista” de águila y le firmó el boleto gratuito a la inicial.
El dominicano Rubén Sosa, al primer disparo, conectó una línea que salió de faul y en su turno, Loop cometió un wildpitch con el que avanzaron ambos corredores colocando en posición de anotar las carreras del empate y de la victoria. Sin embargo, en ese lanzamiento descontrolado se registró una jugada en la que el héroe fue Gastélum, quien se lanzó de forma espectacular para atrapar el disparo del receptor y milagrosamente capturó la pelota salvando a su equipo de la posible carrera de la igualada.
Finalmente, Sosa fue dominado con rodado a la antesala poniendo fin al juego que tuvo una duración de 3:11 horas.
Otro momento clave del partido se registró en la tercera entrada. Diego Madero, quien bateó de 3-3 con una base, disparó el primer jit de los Leones, Rubén Sosa negoció la inicial y ahora la orden de toca la bola la recibió el sinaloense Walter Ibarra, quien fracasó en el tercer intento por poner la pelota en juego. Fue su segundo chocolate que sorbió en la noche.
El dominicano Jesús “Cacao” Valdez elevó al derecho y en doble pisa y corre, ambos corredores alcanzaron una base adicional. El juego agresivo de las fieras le daba forma al ataque. El culichi Luis Felipe “Pepón” Juárez conectó una línea que amenazaba con picar en el tapete verde pero el norteamericano Jason Bourgeois deslizándose realizó sensacional atrapada que evitó que los Leones inauguren la pizarra.
Después del ataque de los Tigres en la quinta entrada, los melenudos se acercaron con una carrera que impulsó Rubén Sosa con imparable al central.
El originario de Nogales, Sonora, Jesús Castillo Ripalda (1-0) se llevó la victoria en 5 entradas, mismas que lanzó el venezolano Freddy García (0-1) el derrotado y quien presume un anillo de Serie Mundial que ganó en el 2005 con Medias Blancas de Chicago. Por su parte, Derrick Loop se acreditó su segundo salvamento.
Para definir la serie, fueron anunciados en duelo de norteamericanos, por los Leones, Paul Clemens y por los Tigres, Barry Enright, de forma respectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: