Salva al Barsa

El argentino Lionel Messi fue el héroe para el Barcelona con un gol que le permitió rescatar un empate 1-1 en el campo del Chelsea, en los octavos de final de la Liga de Campeones

PARIS, Francia, 20 de febrero (AFP).- El argentino Lionel Messi fue el héroe para el Barcelona con un gol que le permitió salvar un empate 1-1 en el campo del Chelsea, este martes en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones, donde el Bayern de Múnich arrolló al Besiktas con un 5-0.
Los alemanes dejan su eliminatoria decidida, salvo improbable desastre en la vuelta, mientras que el Barsa logró un resultado positivo de cara a la vuelta en el Camp Nou.
Messi nunca había marcado contra el Chelsea y se sacó la espina en un momento decisivo, firmando el tanto del empate en el minuto 75 en Stamford Bridge, lo que le permitió equilibrar la situación tras la ventaja previa del brasileño Willian para el Chelsea en el 62.
Esta vez el Barsa no llegará a la vuelta de los octavos en una situación tan dramática como el año pasado, cuando tras perder 4-0 en la ida ante el París Saint-Germain tuvo que protagonizar una épica remontada (6-1) en el Camp Nou para eliminar a los franceses.
El Barcelona sigue con buenas sensaciones en su reto de buscar el ‘triplete’ de final de temporada: en la Liga española es líder con 7 puntos de ventaja sobre el segundo, el Atlético de Madrid, y en la Copa del Rey se medirá en la final al Sevilla en abril. Por eso continuar adelante en Champions se presenta como el principal desafío para el equipo de Ernesto Valverde, que se ha fijado como reto destronar en el torneo europeo a su enemigo histórico, el Real Madrid.
“En la vuelta, los dos intentaremos imponer nuestros estilos de juego y ellos tienen recursos para ponernos en problemas. Esto todavía no es definitivo”, estimó Valverde tras el partido.
El Chelsea, que tiene casi imposible revalidar su corona en la Premier League -es cuarto a 19 puntos del líder, el Mánchester City-, confía en la Liga de Campeones para poder brillar este curso. Por el momento tendrá la difícil tarea de viajar a Barcelona con un resultado muy incómodo y con la obligación de marcar.
Willian había enviado el balón dos veces al palo en la primera mitad y a la tercera, en el 62, no falló: recibió de Hazard en la frontal del área y encontró el hueco para enviar un tiro que entró por bajo, pegado al palo izquierdo de Ter Stegen, que se quedó clavado, siguiendo el balón con la mirada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: