PRI y PAN todavía pueden cambiar a sus candidatos

Andrés Manuel López Obrador aconsejó al PRI y al PAN que cambien a sus candidatos José Antonio Meade Kuribreña y Ricardo Anaya Cortés, respectivamente, pues si se terminan de “desfondar” se van a poner más violentos y lo seguirán atacando.
“Se están peleando el segundo lugar”, precisó, y dijo que el PRI debe cambiar a su candidato por otro como Aurelio Nuño Mayer, porque “Pepe” Meade nomás no levantó.
Y al PAN le dijo que podría aprovechar y quitar a Anaya Cortés porque está manchado de corrupción, y “que pongan mejor a Diego Fernández de Cevallos, es mejor el maestro que el alumno”.
Todavía están a tiempo de cambiar a sus candidatos, de acuerdo a la ley. “Les doy ese consejo, porque un consejo no se le niega a nadie”, dijo en declaraciones a la prensa luego de reunirse con la estructura del Movimiento de Regeneración Nacional en el local del Sindicato de Telefonistas en el Periférico Poniente de Mérida.
Dijo que esa recomendación obedece a que sus adversarios están muy nerviosos y ofuscados, “se quieren desquitar con nosotros, ¿y yo por qué?, mejor que resuelvan sus asuntos internos, pues nada más están esperando que diga algo para cuestionarme”.
Ahora serán “machuchones”
Además, aclaró que ya no se confrontará con “la mafia de poder” en este proceso electoral, que los tratará suavemente, y que ahora se referirá a ellos como “machuchones”, pues no quiere que se pongan más nerviosos y generen guerra sucia.
Prometió que ya no se va a enganchar en ninguna polémica en el proceso electoral, ni mucho menos caer en las provocaciones de sus contrincantes. Por tal razón, desde ahora se referirá a la mafia del poder como “machuchones”.
Al preguntarle si teme que en la campaña electoral haya violencia, alzó las manos y declaró: “amor y paz”.
“Nada de confrontación, repito, a la mafia del poder la voy a tratar con suavidad, creo se les puede llamar con el sinónimo de machuchones, no está tan mal, y a la prensa oficiosa le diré prensa fifí”, declaró.
Un reportero le preguntó si podría aclarar su propuesta de la Constitución Moral y contestó que no se busca modificar el Estado laico ni hacer cambios a la Constitución federal, sino de impulsar una nueva corriente del pensamiento, donde lo más importante sea la honestidad y el amor al prójimo.
“Pero como no lo entienden los machuchones, están muy nerviosos, nada les gusta y por eso lo criticaron, por eso les recomiendo que se tomen Amlodipino”, señaló, en referencia a una presunta medicina.
Se declaró partidario del Estado laico, pero consideró que también es importante fortalecer los valores y principios en México, pues no sólo del pan vive el hombre. De hecho recalcó que “al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.
Dijo que su estructura se prepara para reforzar la defensa del voto en las elecciones, pues aunque está muy arriba en las encuesta “fraudes siempre hay”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: