Por una separación no superada mata a su mujer y se suicida

Comparte...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En actitud demencial un hombre de Celestún que no pudo superar la separación de su ex mujer, atentó contra ella a cuchillazos y la mató en la colonia Felipe Carrillo del citado puerto, la mañana de este viernes. Acto seguido, el individuo se suicidó pegándose un tiro con una escopeta.

La mujer lo había abandonado unas semanas antes, lo que habría dado pie a la mortal agresión, ocurrida en un predio de la calle 2 entre 13 y 15 de la citada colonia. Juan Pablo Chacón Ávila, de 36 años, encerró en un cuarto a su ex mujer, identificada como Anabel Chan Canul, de 35 años, y la atacó a cuchillazos. Incluso se encontró en el lugar una soga con la cual la había estrangulado para asegurarse que no estaba viva.

Acto seguido, el sujeto se pegó un balazo con una escopeta calibre 16.

Familiares de la mujer intentaron entrar al cuarto pero se percataron que tenía seguro. Al asomarse por la ventana vieron la sangrienta escena del crimen.

Anabel tenía clavado en la espalda el cuchillo que utilizó su ex marido como arma mortal. En el cuello tenía una soga con la que el individuo la asfixió.

Juan Pablo estaba tirado junto al cuerpo de la mujer, con un disparoen la cabeza que se pegó con la mencionada escopeta.

Según informaron familiares de ambos fallecidos, la pareja estaba separada desde hace un tiempo, debido a sus constantes problemas conyugales y la mujer, antes de morir, había dejad9ño a sus dos hijos varones, de 13 y 11 años de edad, en la Escuela Primaria “Berta María González Rodríguez”, ubicada cerca de ahí.

Fue un mototaxista, el mismo que llevo a la mujer a su domicilio, quien acudió a Palacio Municipal, donde dio conocimiento a las autoridades, cuyos agentes de Policía se presentaron al lugar minutos después, y tras forzar la puerta de la sala, entraron y observaron la dantesca escena: ambos cuerpos ensangrentados, tirados sin vida en la sala, junto a una ventana con la escopeta utilizada a un lado.

Los vecinos comentaron que la hoy occisa, era una mujer ejemplar, hogareña, y de buen carácter, tenía una pequeña taquería, además de que hacía pasteles para eventos sociales. Hace algunas semanas sacó del Hospital Psiquiátrico a su misma pareja que la eliminó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: