Petición para destituir a director de Chichén Itzá

Comparte...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por su prepotencia al actuar, su falta de habilidad para solucionar situaciones que involucran a varios actores, su carácter autoritario, que utiliza siempre bajo la amenaza de que cualquier acusacion en su contra no procederá, ya que presume de amistad con altos funcionarios, tiene en el ojo del huracán a Marco Antonio Santos, director de la zona arqueológica de Chichén Itzá..

Mediante una petición en la plataforma Avaaz, que hasta anoche llevaba 352 firmas de 500 como meta, prestadores de servicios que trabajan en el sitio arqueológico piden se sancione al funcionario, a quien acusan de múltiples irregularidades. La solicitud, dirigida a la presidencia de la República, exige a la máxima autoridad del país se cambie al individuo, porque “deseamos un nuevo director con la capacidad de mediar y proponer soluciones que beneficien mutuamente, que sea profesional y sobre todo que se conduzca conforme a derecho”.

Acusan que desde su llegada, en 2014, Santos Ramirez se ha dedicado a denigrar a los descendientes mayas que trabajan en el sitio arqueologico, asi como a gente de diferentes grupos etnicos del País.

Señalan que numerosas ocaciones ha prohibido a los trabajadores de las comunidades aledañas hablar la lengua maya frente a él, con el argumento de que el español es el unico idioma que deberia hablarse durante el trabajo. El maltrato ha llegado a tal grado que les retiene el pagos de sus salarios

Lo acusan de hostigar imponiendo sanciones arbitrarias a quien manifieste inconformidad por su forma prepotente de actuar, al grado de entorpecer y perseguir las activades de los ejidatarios a quienes no deja trabajar sus tierras, los malos tratos se extiende hacia artesanos, guias de turista a quienes acusa de ilegales , agencias de viajes, vendedores de alimentos, custodios e incluso a los turistas tratandolos de forma despectiva sobre todos si son mexicanos.

Revelan que valiéndose de su cargo se ha dedicado a promover dudosas visitas a altas horas de la madrugada al sitio arqueológico, cobrando grandes sumas de dinero a visitantes de gran poder adquisitivo para permitirles subir y escalar los monumentos historicos, los cuales tiene el deber de cuidar, poniendo en riesgo la integridad de dichos monumentos, así como la de los mismos visitantes.

Aseguran que está lucrando con el cargo, permitiendo ceremonias en el interior del sitio por las madrugadas, presionando a agencias de viajes y hoteles para forzarlos a trabajar con ciertos grupos de prestadores de servicios turísticos, que casualmente son amigos suyos y con ello cobrar ciertas comisiones a dichos prestadores.

Expresan que otorga cortesias a visitantes extranjero pero niega despectivamente la cortesía a visitantes nacionales, tal es el caso de los pregrinos guadalupanos que año tras año pasan a este importante polo turistico, negándoles el acceso.

Su actuar, se lee en la petición, afecta la imagen de una de las siete nuevas maravillas del mundo y pone en riesgo a uno de los sitios arqueológicos mas importantes de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: