Miguel Díaz-Canel, nuevo presidente de Cuba

La Asamblea Nacional de Cuba anunció hoy que el ingeniero electrónico de 57 años, Miguel Díaz-Canel, fue electo como el nuevo presidente de la nación caribeña, lo que pone fin a más de cuatro décadas de gobierno de los hermanos Fidel y Raúl Castro y marca el relevo generacional de los dirigentes históricos de la Revolución Cubana.

En el segundo día de sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional en el Palacio de las Convenciones de La Habana, los nuevos diputados eligieron a Díaz-Canel como presidente de los consejos de Estado y de Ministros, lo que lo convierte en el nuevo jefe del Estado y de gobierno de la isla.

Díaz-Canel releva en esos cargos a Raúl Castro, quien se mantendrá como primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) hasta 2021, cuando se realizará el VIII Congreso de esa organización política que da los lineamientos de acción a las instancias de gobierno.

El nuevo presidente cubano ha sido funcionario del Partido Comunista desde su juventud, en su natal provincia de Villa Clara, y en Holguín. Entre 2009 y 2012 fue ministro de Educación Superior y en 2013 asumió como primer vicepresidente de los consejos de Estado y de Ministros, lo que lo puso desde entonces como el número uno en la línea sucesoria de Raúl Castro.

Díaz-Canel es el primer cubano nacido después de la Revolución de 1959 en ocupar el cargo de presidente y el primer civil desde 1976.

La llegada del político e ingeniero a la presidencia marca el desembarco de una nueva generación de dirigentes y el retiro de alguno de los más emblemáticos rostros de la Revolución en Cuba, entre ellos José Ramón Machado Ventura, de 87 años, quien en la elección de este miércoles dejó de ser vicepresidente del Consejo de Estado, aunque se mantiene como el segundo hombre del PCC.

Machado Ventura es la cara más visible de la línea ortodoxa que se resiste a las reformas económicas impulsadas por Raúl y que Díaz-Canel ha prometido dar continuidad para construir un socialismo “más próspero y sostenible”.

Como primer vicepresidente de los consejos de Estado y de Ministros quedó Salvador Valdés Mesa, un político y dirigente sindical afrocubano de 72 años de edad, lo que lo ubica en la generación intermedia. Es la primera vez que un afrocubano llega a ese cargo, el segundo en importancia en el gobierno de la isla.

De los otros cinco vicepresidentes del Consejo de Estado, tres son de la nueva generación: el ministro de Salud, Roberto Tomás Mortales, de 50 años, y las afrocubanas Inés María Chapman, de 52 años y presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, y Beatriz Jhonson, de 48 años, quien hasta ayer era presidente de la Asamblea Provincia en Santiago de Cuba.

Los otros dos vicepresidentes del Consejo de Estado son la contralora general Gladys María Bejarano, de 71 años, y Ramiro Valdés, un general de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de 85 años de edad que forma parte de la dirigencia histórica de la Revolución.

La nueva cúpula del Estado cubano –el presidente y seis vicepresidentes– tiene un equilibrio racional, de género y regional al tener tres afrocubanos, tres mujeres y tres dirigentes procedentes de las provincias, entre ellos Díaz-Canel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: