Medidas restrictivas de muy mala leche impone el gobierno de Yucatán contra conductores.

Comparte...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por: Narciso Alejandro León Martínez.

El gobierno del estado anunció con bombos y platillos una serie de medidas para ofrecer una mayor reapertura económica y social del estado destacando la ampliación de horarios a los restaurantes hasta sonar las primeras doce campanadas del reloj.
En cuanto a la restricción vehicular solamente serán de jueves a sábado, es decir que los fines de semana la gente tendrá que estar muy derechita, sin derecho a participar en fiestas y pedas o tener conductor designado, porque los choferes con olor a chacpool encima seran sometidos con todo rigor a una fuerte multa y hasta pueden irse a chirona.
El cuento del hablandamiento de medidas restrictivas es porque presuntamente el proceso de vacunación contra el Covid-19 ha tenido un avance muy importante entre la población.
La pregunta que surge de manera natural ¿Es porque las estadísticas de casos y fallecidos simplemente no han bajado? Diariamente se consignan 300 casos nuevos, igual número de hospitalizados y más de 15 fallecidos por «El Bicho» o «Cheleravirus».
Si las estadísticas no son muy reales que digamos, ¿Entonces a qué le juegan? Muy simple y como Sherlock Holmes «Elemental mi querido doctor Watson porque fue una acción concertada entre maleantes del gobierno»
Subrayamos que durante los partidos decisivos por el campeonato nacional de béisbol, los Leones de Yucatán estuvieron a un juego de ganar un nuevo banderín, los llenos fueron impresionantes, inclusive derivó en enfrentamientos verbales entre los aficionados por la reventa de boletos.
Aunque las autoridades de salud si se hicieron presentes para multar en forma implacable a los que realizan una fiesta familiar, y en el caso de la asistencia de miles de fanáticos al béisbol, ¿Por qué no se aplicó el mismo criterio contra revendedores?
En conclusión, estás medidas que si bien es cierto incentivan la economía, pueden originar mayores problemas a las autoridades de salud, puesto que los números no han bajado en el actual semáforo naranja.
Resulta por demás absurdo seguir con una restricción vehicular solamente de domingo a miércoles, dónde de verdad se ve que lo que se busca es voltear de cabeza a los ciudadanos al estilo del sheriff de Notingham de la historia de Robin Hood para chingarles impuestos.
Es evidente que las autoridades municipales y estatales solo piensan, sus super dotados asesores fiscales, que los ciudadanos ganan decenas de miles de pesos, igual que los super dotados «asesores» por solo cagar tan brillantes pero estúpidas medidas que generan opiniones encontradas en el gobierno del presidenciable Mauricio Vila Dosal y de su sucesor, Renan Barrera Concha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *