Ladrón imposible de rehabilitar sale de la carcel por 95ª vez

Comparte...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Fernel Sánchez Castro fue dejado en libertad gracias a un acuerdo reparatorio que le otorgó por enésima ocasión el Nuevo Sistema de Justicia Penal, no obstante sus 95 ingresos a la cárcel.

Estuvo varios meses preso, pero el resultado fue el mismo que en las 94 veces anteriores: su libertad

Fue el juez de control Luis Edwin Mugarte Guerrero quien accedió a la petición de las partes para dejarlo libre, no obstante que este sujeto no conoce lo que es la rehabilitación, reinserción o readaptación social.

Y es que el juez no tuvo de otra, ya que el multiladrón acordó con la víctima el pago de 4 mil pesos, mismos que fueron entregados en la audiencia, con lo que se dio por completamente reparado del daño el quejoso.

Se comprometió también a tener una actitud de respeto hacia el patrimonio del agraviado.

Luego se decretó la extinción de la acción penal y el sobreseimiento de la causa.

Fue denunciado por Fernando Javier Pérez Ruiz, apoderado legal de Eugenia Guadalupe Pérez Ruiz y de la persona moral “NGN”, Sociedad Anónima de Capital Variable.

De acuerdo a la denuncia, el 16 de febrero pasado, aproximadamente a las 02:30 horas, Sánchez Castro rompió el cristal de la ventana del lado del conductor del vehículo habilitado como taxi, un Tsuru de color blanco con rotulados de color amarillo con placas A-326-YSD, propiedad de Eugenia Guadalupe.

Esta vehículo se encontraba estacionado a las afueras de un predio de la calle 46 entre 81 y 83 del Centro.

Del auto tomó la tablet con la que se mide y cobra el servicio, misma que es propiedad de la persona moral NGN.

Posteriormente, el conocido caco fue detenido y puesto a disposición de las autoridades correspondientes.

La mayoría de los ingresos de este sujeto han sido a la cárcel de la SSP, por delitos menores o faltas administrativas, pero tiene en su haber una gran cantidad de robos, pues se ha especializado en hurtos en casas y a los «cristalazos», a los que recurre para robar autoestéreos y cualquier objeto de valor dejados en vehículos estacionados.

No ha cumplido condenas largas porque los robos han sido de poca monta y porque casi siempre que lo detienen se recuperan los objetos, aunque los policías creen que por cada detención por robo ha cometido otros dos sin ser capturado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: