Intentan despojar a un anciano

YAXCABA, Yucatán, 21 de febrero.- Para don José Concepción Mezeta Pech, al que cariñosamente le llaman “Don Chitulín”, de 80 años, viudo, indefenso, sin ingresos y con una preocupación inmensa, su humilde choza de paja, donde ha vivido poco más de la mitad de su existencia, lo es todo, es su vida.
Sin embargo, existen personas sin escrúpulos como el albiazul Salvador Cox Dzul, regidor de Nomenclatura del actual Ayuntamiento, que aprovechándose de su función y relaciones políticas, pretende quitar a los más desprotegidos lo único que tienen, en vez de velar por los intereses de sus conciudadanos.
Según averiguamos, Mezeta Pech es posesionario del predio desde hace más de cuatro décadas con su cónyuge, pero en el 2011, cuando su fiel compañera Isidra Pat Ku sentía su final, gestionó ante las autoridades municipales una constancia que acredita la cesión legal de derechos del predio en cuestión con domicilio en la calle 18 x19 S/N, a Mezeta Pech, para evitar problemas posteriores; documento que obra en poder de POR ESTO!
No obstante, Cox Dzul, aprovechando su cercanía con la anterior alcaldesa panista Melba Gamboa Ávila, elaboraron un documento promovido por Cecilio Caamal Pat, con la finalidad de despojar al infortunado octogenario, a tal grado de acudir a la escribanía pública de Chemax, a cargo del licenciado en derecho Álvaro de Jesús Chan Loría, mismo que elaboró “la constancia de propiedad”, presuntamente sin efectos legales.
Al ser consultado al respecto, el licenciado Roberto Canul, asesor jurídico de la Comuna, aseguró que el documento en cuestión carece de validez legal, “porque hay una constancia anterior con posesionario real y legal en la persona de José Concepción Mezeta Pech”, además añadió que esa acta, no está registrada en los títulos de propiedad en el Estado de Yucatán, como deben ser los cauces legales, “por lo que deja una serie de dudas razonables”.
Expuso que el documento que ellos exhiben es del siete de enero del 2014, mientras el de Mezeta Pech lo legitimaron en cesión de derechos en el 2011, “lo que exponen, es posterior y desde un punto de vista jurídico no tiene efecto legal”, señaló.
El abogado cedió copias al diario de la Dignidad, Identidad y Soberanía, y sostuvo que no por las desavenencias que tiene con el regidor panista defiende al abuelito, como Cox Dzul afirma, sino porque no puede dejar a su suerte al pobre anciano de 80 años, quien sólo ocupa un lugar que por derecho le corresponde. “Tenemos que batallar donde sea, porque sabemos que hay razón y es nuestro deber”, dijo.
Mientras tanto, el pobre anciano, parco, preocupado, sin entender de asunto legales, sostiene en la mano la copia de su documento y confía en los trámites legales.
Sabe que su hogar hasta hace unos años con Isidra Pat Ku, sigue guardando recuerdos amorosos, pero luego parece no concebir que todavía hay gente, como el panista Cox Dzul, que en vez de velar por la gente, trata de despojarlos de lo poco que tienen.
Y no pecamos de ingenuo, pues don José Concepción vive en la extrema pobreza, su único patrimonio es la choza de paja tipo maya que ocupa el terreno, mismo que habitó con su fiel compañera, quien falleció hace unos años; las gráficas no mienten. A pesar de sus 80 años, lleno de sabiduría, sabe que la vida sigue y se debe luchar hasta lo último, mientras tenga un soplo de aliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: