Hay un 40% de probabilidades de cerrar el TLCAN antes del 1 de julio: Guajardo

El titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo, señaló que la mayor posibilidad de cerrar un acuerdo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se vislumbra antes de la elección intermedia en Estados Unidos, que se realizará en noviembre, si este país entiende que eso requiere “equilibrios y flexibilidades”.

Entrevistado en el programa Despierta con Loret, el funcionario federal mencionó que hay 40% de probabilidad de que se logre antes del 1 de julio, fecha en que se realizarán elecciones en México, y hasta 80% de que sea antes de los comicios de noviembre en Estados Unidos.

De acuerdo con el titular de Economía, analizar y tratar de acomodar un acuerdo “sería más sencillo si no hubiera una cláusula Sunset en la negociación, ¿por qué? Porque yo te pido a ti empresa automotriz, ‘haz un gran esfuerzo, transfórmate, haz más cosas en América del Norte’, pero en cinco años te digo, ‘¿sabes qué?, cambié de opinión’”.

Sobre la propuesta de un TLCAN “flaco”, dijo que siempre ha estado ahí y explicó que las reglas de origen del tratado original son uno de los elementos más importantes de la renegociación y, de forma concreta, las del sector automotriz.

En Estados Unidos, apuntó, esas reglas están integradas por afuera del acuerdo y no son parte de lo que el Congreso estadunidense debe aprobar, entonces, si Washington quisiera alcanzar un acuerdo en principio, rápidamente, podría decirle a México que sólo se modifiquen las reglas del sector automotriz y mantener la esencia del TLCAN 1.0, “lo cual quita todas estas cosas nocivas como el Sunset y todo lo de agricultura”.

Consideró que aun cuando Estados Unidos no tenga que llevarlo al Congreso, México sí lo tiene que someter al voto del Senado porque es un tratado internacional, “por lo tanto para mí hay un costo político en el proceso y sobre todo por algo que se vería bastante desbalanceado (…) vamos platicándolo, pero en qué condiciones”.

La propuesta del TLCAN “flaco”, agregó, es de parte de un sector privado que quiere mantener los negocios con México, pero no viene del gobierno estadunidense.

“A mí no me gusta mucho porque te pone la obligatoriedad de que tú si tienes que ir a tu Senado, y habría que verlo, en función de qué equilibrios”.

En cuanto a las declaraciones de los candidatos presidenciales de las coaliciones Por México al Frente y Juntos Haremos Historia, Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador, respectivamente, en el sentido de que las negociaciones deben postergar hasta después del 1 de julio, Guajardo dijo no estar de acuerdo.

“Mientras se tenga la posibilidad de estar sentado en una mesa de negociación, por la obligación de seguir sirviendo a los intereses de tu país, debes estar ahí”, explicó, y en vez de eso deberíamos ver el interés del pueblo y el Estado por estar pensando en los mismos términos.

“Sean azules o amarillos, todos debemos defender a México y hasta hoy la estrategia ha sido la correcta. Llevamos más de un año y cuatro meses en la negociación, el TLCAN existente sigue funcionando, nuestras exportaciones siguen creciendo, y claro, existe cierta incertidumbre, que es la que queremos combatir, pero sería una irresponsabilidad estar cruzados de manos”, puntualizó.

Respecto del supuesto “pleito” con el canciller Luis Videgaray por diferencias en la renegociación del TLCAN, Guajardo negó que exista tal.

“La posición es una sola”, dijo, luego de que el diario The Wall Street Journal dio a conocer que el primero quiere que salga el acuerdo, por encima de qué tanto perjudica a México, y el segundo busca el mayor beneficio para el país, aunque se lleve más tiempo.

Ese reporte es una filtración amañada que salió de Washington D.C., son fuentes anónimas que reproducen medios en Estados Unidos, apuntó el secretario de Economía.

Señaló que tanto él como Videgaray son parte de un mismo equipo que lidera el presidente Enrique Peña Nieto y enfatizó que no hay diferencias en el gabinete.

Afirmó que cada vez que se mueve algo en la negociación, Videgaray y él acuden al presidente Peña Nieto y hay una sola posición antes de presentar cualquier propuesta a Estados Unidos.

Sobre la preparación de México ante la posibilidad de que el gobierno de Donald Trump concrete la amenaza de aplicar un arancel de 25% a las importaciones del sector automotriz, Guajardo señaló que ese anuncio es “parte de lo que ya sabemos” que pasa en la Casa Blanca, donde la política pública no se diseña de abajo hacia arriba, sino que un día Trump amanece con la idea de cambiar algo y su equipo se mueve “a la carrera (…) para ver cómo mueve, estira” y ve cómo concretarlo.

De acuerdo con Guajardo, la investigación sobre el sector automotriz, promovida por la administración Trump y vinculada a intereses de seguridad nacional, ha sido ridiculizada en Estados Unidos, y algunos comediantes –apuntó– dicen que ahora usar un Mercedes en Manhattan es un riesgo de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: