Funesto fin de trienio: #Oxkutzcab, con deudas y en el abandono total

Comparte...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En Oxkutzcab, Raúl Antonio Romero Chel, luego de administrar al municipio por seis años, deja Oxkutzcab hecho un asco para irse al Congreso del Estado donde gozará de la impunidad, bajo el cobijo del actual gobierno panista de la Entidad, partido al cual se incorporará en cualquier momento.

Al acalde electo Juan José Martín Fragoso, le están heredando una deuda $1.8 millones por servicio de energía eléctrica, en tanto que en el DIF municipal lo que no se pagó asciende a $580,000, por concepto de desayunos escolares.

De esta manera la administración 2018-2021 termina hecho un asco entre basura, calles malas, deudas, sin energía eléctrica, obras sin concluir y una ciudad sin el servicio de agua potable, recolección de basura y con un parque vehicular casi chatarra.

A todo lo anterior hay que sumar una deuda enorme ante el SAT, cuyo en monto no ha sido revelado, esto por la retención del ISR que el Ayuntamiento efectuó a sus trabajadores.

En tanyo se va conociendo el desorden administrativo y financiero que deja Raúl Antonio Romero Chel, sin el menor rubor ha tomado posesión como diputado por el XII Distrito local, lo cual garantiza que sería uno más de los alcaldes que al amparo de la impunidad

Hoy, durante la jornada de entrega y recepción, la comisión de recepción encabezada por Jessica Vázquez Pérez solo recibió algunos muebles, computadoras inservibles, y un parque vehicular para llorar.

El Rastro Municipal está hecho una ruina, sólo quedaron en inventario unos cuchillos casi oxidados; en tanto que en departamentos como en Tesorería, solo entregaron anaqueles vacíos, copiadoras, computadoras, sillas; hasta el momento se desconoce el real estado de la cuenta pública.

De hecho al recibir lo que faltaba de la administración saliente, el proceso se realizó incluso en lugares sin energía eléctrica y con la solitaria presencia de la Síndico municipal actual, Lucely Yah Ake, la única que ha tenido la valentía de dar la cara por Romero Chel, quien tras su triunfo en las urnas se hizo totalmente al pato olvidándose de la ciudad que con tanto amor dijo colaborar a construir.

En fin si hay que poner a Romero Chel en algún lugar de la historia política del municipio podemos asegurar, sin temor a fallar, que está al lado de entes funestos como otro ex alcalde, Juan José Martin Briceño, aunque es posible que lo pueda superar, dado que a este lo acusaron de llevarse hasta la ollas en el DIF municipal, en tanto que a Romero se le señala por un faltante en esa dependencia de 580 mil pesos. Al respecto, ya en broma, aunque pudiera ser real, ya se comenta que Martín Briceño podría devolver las ollas, con la condición de que Raúl Romero devuelva el dinero que se han robado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *