Fue homicidio, no suicidio/Perito particular desmonta dictamen forense de la Fiscalía.

Comparte...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Luego de que su cuerpo fuera hallado sin vida en un paraje carretero y en primera instancia la autoridad determinará que su fallecimiento ocurrió por suicidio, el caso deRonald Richmond Díaz, ha dado un vuelco de 180 grados, ya que una segunda autopsia ha determinado que su muerte se debí a previa torturado, misma que le provocó lesiones en varias partes del cuerpo.

Olivia Díaz Martínez, madre del Ronald, y su prima Domitza Erosa Díaz acudieron este sábado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para exigir que les entreguen el cuerpo y ahí, ante los medios, mostraron el resultado de la necropsia practicada por el médico Wilberth Pantoja Ávila.

El estudio precisa que el cuerpo evidenció contusiones en el cráneo, cuello, tórax, así como en otras partes del cuerpo, lesiones que, conforme al segundo protocolo llevado a cabo que, concluyen que la causa de muerte fue politraumatismo, producto de la tortura a la que fue sometido.

Los familiares de quien sería víctima de un asesinato recordaron que en un principio la Fiscalía General del Estado indicó que la causa del deceso fue por suicidio, pero ante la negativa de la institución a mostrarles el. Informe de la autopsia, solicitaron la intervención de un perito forense particular, quien finalmente demostró que la muerte no ocurrió por suicidio.

Las familiares de Ronald aseguran que quienes lo golpearon, torturaron y asesinaron fueron elementos de la Policía Municipal de Chacsinkín, quienes en el pasado lo agredieron en dos ocasiones. De hecho, fueron los agentes de dicha corporación los que informaron de la aparición del cadáver.

Sospechan de un uniformado al que conocen con el apodo de “Royce”, con quien el ahora occiso mantenía añejas diferencias

El día de su muerte, el cuerpo de Ronald Richmond fue hallado en el tramo Xoy-Chacsinkín, y aunque el caso originalmente se manejó como suicidio, durante el proceso surgieron varias irregularidades e interrogantes que llevaron a la familia a buscar otros elementos para esclarecer su muerte, así fue como un perito ajeno a la Fiscalía intervino y emitió un dictamen totalmente diferente al oficial

Ante el segundo dictamen los familiares del ahora occiso dijeron que tomarán las acciones legales pertinentes para que se castigue al o a loa responsables del crimen

Ronald Richmond Díaz, quien contaba con 37 años de edad, era una persona conocida en Chacsinkín y localidades cercanas, pues fue presidente del Consejo Municipal Electoral de ese lugar y funcionario del Centro de Desarrollo Educativo en Peto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: