En venganza por aranceles, Canadá cancela reunión Trudeau – Trump

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo el jueves que se ofreció ir a Washington esta semana para completar una renegociación del TLCAN, pero que el vicepresidente Mike Pence le llamó para decirle que la reunión con el presidente Donald Trump sólo se llevaría a cabo si accedía a incluir una cláusula para que el pacto comercial expire automáticamente tras cinco años.

Trudeau dijo que se rehusó debido a que la condición es “totalmente inaceptable”. El premier realizó sus comentarios al expresar la respuesta de su país a los aranceles de Estados Unidos a las importaciones de acero y aluminio.

En una conversación telefónica con Trump el viernes pasado, Trudeau le propuso un encuentro porque sentía que estaban cerca de un acuerdo que únicamente requería de un “momento final para concretarse”.

Trudeau dijo que Trump parecía estar de acuerdo hasta que recibió la llamada de Pence el martes.

DAÑOS A LAS RELACIONES ENTRE CANADÁ Y ESTADOS UNIDOS

Además, Trudeau anunció que Canadá tomará represalias por la decisión de EU y dejó claro que las relaciones entre los dos países resultarán gravemente afectadas.

En la conferencia conjunta a su ministra de Asuntos Exteriores, Chrystia Freeland, explicó que Canadá impondrá aranceles extraordinarios a las exportaciones estadounidenses que igualarán la cantidad que Washington impondrá a los productores canadienses.

Freeland cifró los aranceles canadienses en 16mil 600 millones de dólares canadienses (12 mil 800 millones de dólares estadounidenses) y señaló que Ottawa recargará por esa cantidad las exportaciones estadounidenses de acero, aluminio y otros productos como cerveza, whisky, papel higiénico y laca para el pelo.

Los aranceles canadienses entrarán en vigor el 1 de julio. Hasta entonces, las autoridades canadienses consultarán con diversos sectores del país para ajustar la lista de productos afectados.

Aunque evitó calificar las acciones de Estados Unidos y la respuesta de Canadá como el inicio de una guerra comercial entre los dos socios, el primer ministro canadiense dejó claro de forma indirecta que el conflicto va a afectar negativamente otros aspectos de las relaciones bilaterales.

ARANCELES PUEDEN AFECTAR A LA REUNIÓN DEL G7

El primer ministro canadiense también reconoció que la imposición de aranceles puede afectar a la Cumbre del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón) que se celebrará en Canadá los días 8 y 9 de junio.

Trudeau dijo que “de momento” Trump asistirá a la cumbre y que la reunión será una oportunidad “para discutir directamente” el conflicto comercial que “va a dañar a los trabajadores en Estados Unidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: