El Falcon Heavy se dirige al cinturón de asteroides y no podrá llegar a Marte

“Superada la órbita de Marte y en marcha hacia el cinturón de asteroides”, tuiteó Elon Musk a las 4h46 (hora española). Habían pasado siete horas desde que el primer Falcon Heavy, el cohete más potente del mundo, había despegado de Cabo Cañaveral en un lanzamiento que supone un hito en la historia de la astronáutica. Su único pasajero, el descapotable Tesla rojo con el muñeco Starman al volante, iniciaba un largo viaje espacial.

Es la primera vez que “una compañía privada supera a cualquier gobierno del mundo. Esto es más grande que cualquier cosa que hacen Rusia o China”, afirmó Greg Autry, especialista en el sector espacial de la Universidad de California del Sur, en declaraciones a la agencia Bloomberg.

También es la primera vez que se recuperan los dos propulsores laterales de un cohete tras un lanzamiento para reutilizarlos en una estrategia para reducir costes. El aterrizaje de los boosters “ha sido épico. Es probablemente lo más emocionante que he visto en mi vida”, declaró entusiasmado Elon Musk, fundador y consejero delegado de Space X, la empresa que ha desarrollado el Falcon Heavy.

El propulsor central, que debía aterrizar en una plataforma en el Atlántico, no se pudo recuperar porque agotó el combustible antes de llegar y se precipitó en el océano a 500 kilómetros por hora –un fallo que previsiblemente se resolverá en el próximo cohete–.

El éxito del lanzamiento es el mejor ejemplo hasta la fecha de la transición que están viviendo los cohetes del sector público al privado, igual como la vivieron en el pasado los aviones. En la aviación, las primeras compañías nacieron con el apoyo de los estados (Iberia, Air France, British Airways…) y después, cuando la tecnología estuvo desarrollada y el mercado fue rentable, llegaron las compañías creadas por emprendedores (Ryanair, Vueling, Virgin…). Del mismo modo, los cohetes surgidos de agencias espaciales (como los Ariane europeos) tienen ahora competidores surgidos del sector privado como los Falcon de SpaceX.

Antes de su primer lanzamiento, el Falcon Heavy ya tenía cerrados contratos para poner en órbita tres satélites, dos de comunicaciones de las compañías Arabsat y Viasat y un tercero militar del ejército de Estados Unidos. Su hermano pequeño, el Falcon 9, que entró en servicio en el 2012, realizó el año pasado 18 lanzamientos, todos con éxito.

Elon Musk convirtió el lanzamiento del martes en un anuncio sin precedentes al lanzar al espacio un descapotable de la marca Tesla, compañía de la que también es fundador y consejero delegado. Con más de 2,3 millones de espectadores simultáneos, el lanzamiento fue el segundo streaming más visto en la historia de YouTube –por detrás del salto de Felix Baumgartner desde una cápsula situada a 39 kilómetros de altitud en el 2012–.

El coche ha quedado en una órbita alrededor del Sol que, según Musk, lo llevará hasta el cinturón de asteroides –entre las órbitas de Marte y Júpiter– en su punto más alejado y lo acercará de nuevo a la Tierra en el punto más próximo.

El coche lleva a bordo una placa con la inscripción “Made on Earth by humans” (“Fabricado en la Tierra por humanos”) en un guiño a las historias de ciencia ficción en que una nave es encontrada por una civilización de otro planeta. Otros guiños a la ciencia ficción son la frase “Don’t panic” inscrita junto al salpicadero del coche, que remite a la Guía del auteoestopista galáctico de Douglas Adams, y las novelas de la serie Fundación de Isaac Asimov digitalizadas. El vehículo también lleva cámaras que han permitido seguir sus primeras horas en el espacio. Pero no se verá cómo se acerca al cinturón de asteroides porque sólo estaba previsto que las baterías de las cámaras duraran doce horas. “Me gusta lo absurdo que tiene esto”, dijo Musk en declaraciones recogidas por Spaceflightnow.com . “Es tonto y divertido, pero considero que las cosas tontas y divertidas son importantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: