Devorados por la fiera

Con brillante joya de pitcheo encabezada por Jonathan Castellanos, Leones de Yucatán completó la barrida sobre Pericos de Puebla al vencerlos 1×0
Juan Diego Casanova Medina

La lechada “express”, con duración histórica de 2.01 horas, la tercera en la semana, enmarcó un sensacional duelo de pitcheo con el que los Leones de Yucatán derrotaron 1×0 a los Pericos de Puebla que salieron desplumados en su visita a la jungla peninsular y se llevaron la serie completa, la quinta de la temporada y tercera en casa, en el último compromiso que se disputó en el Parque Kukulcán Alamo.
El triunfo melenudo registró el juego más rápido que en los últimos cinco años se ha celebrado en el Parque de la Serpiente Emplumada y fue presenciado por 11,663 aficionados.
En esta ocasión no hubo batazos estelares, desafíos en jugadas cerradas, y lo mejor de todo es que el juego se desarrolló sin pecado por ningún equipo.
Los expendedores de comida, golosinas y demás productos y bebidas no registraron los ingresos habituales en un juego de pelota que generalmente tiene una duración de poco más de tres horas.
A pesar del mínimo consumo, los fanáticos salieron satisfechos con el alimento sustancioso en el béisbol: el pitcheo, el que para algunos no representa ninguna virtud porque anteponen los cañonazos pero a los puristas, es la esencia del rey de los deportes.
Sin un guión de por medio, los abridores de ambos equipos no se restringieron en ofrecer al aficionado lo mejor de su repertorio exhibiendo un claro dominio con el que fueron confeccionando el collar de argollas que Leones despedazó en la cuarta entrada con la solitaria anotación que lo mantiene como el mejor equipo de la Zona Sur y del circuito con sus 23 triunfos.
Una jugada agresiva de las fieras, de bateo y corrido, encontró la recompensa con la carrera de la victoria. Con una fuera, Luis Felipe “Pepón” Juárez conectó un batazo por la inicial que le hizo un “extraño” a Matt Clark apuntándose el infiljit. Siguió el “Cacao” Valdez, quien conectó imparable llegando Juárez a la antesala desde donde anotó con elevado de sacrificio de Alberto Callaspo.
Fue todo lo que necesitó el regiomontano Jonathan Castellanos (5-0), quien siguió en plan estelar y con otra apertura de calidad, mantuvo su aureola de invicto con una hermética labor de 5 entradas y dos tercios que incluyó 4 jits, 1 base, 1 golpeado y retiró por la vía de los strikes a 4 bateadores.
Ese grandioso trabajo con el que logró su quinta victoria de la temporada, le permitió ubicarse entre los mejores serpentineros en ganados y con las casi seis “papas” que colocó en el electrónico, Castellanos dio un espectacular salto al liderado de efectividad al mejorar su promedio de 1.72 con el que inició el juego a un extraordinario 1.46.
La razón de su ascenso es simple. Salió del atolladero en la primera entrada, tras recibir jis ligados del nayarita Antonio Lamas y el norteamericano Daric Barton, y obligó al cuarto leño y “Novato del Año” del año pasado, Ricky Rodríguez a rodar para doble mantanza.
Ahora la defensiva fue factor en la argolla que colgó en la segunda entrada. Con dos fuera, le dio un pelotazo a Braxton Martínez y Oscar Sanay conectó una línea por la raya del izquierdo que atacó a toda velocidad el “Cacao” Valdez para terminar con la amenaza del equipo poblano.
Apoyado por el segundo doble plei del juego en la tercera entrada, Castellanos la despachó sin problemas pero en la siguiente escapó del peligro que el propio lanzador provocó.
Ricky Rodríguez abanicó el tercer strike a un lanzamiento arrastrado que no pudo capturar Carlos Mendivil por lo que el bateador alcanzó la inicial, llegó a la antesala por el imparable de Matt Clark y tras sorber Mike Crouse su segundo chocolate de la noche, obligó a rodar al campo corto a Martínez para terminar la entrada.
Castellanos retiró en orden la quinta y salió en la sexta con 80 lanzamientos realizados luego de dominar a los dos siguientes bateadores tras la base que le obsequió a Antonio Lamas, quien abrió la tanda. José Meraz colgó la sexta argolla con sólo 5 disparos.
El guaymense Andrés Ávila lanzó la séptima entrada en la que se registraron un par de pinceladas a la defensiva que mantuvo en blanco el casillero de carreras de los Pericos en el luminoso.
Mike Crouse le dio la bienvenida con un batazo corto por el izquierdo que en plena carrera y deslizándose por el tapete verde, capturó en gran forma Jesús “Cacao” Valdez para el primer tercio. Martínez entregó el segundo tercio por la ruta 6-3 y Sanay disparó imparable al central que por más que intentó Rubén Sosa por atraparla, pelota picó antes.
Daniel Sánchez conectó un fogonazo por la antesala que “absorbió” Alberto Callaspo, quien por la potencia perdió la postura pero no la pelota y con certero riflazo lo fusiló en la inicial.
El mochiteco José Manuel López despachó a ritmo de conga la octava entrada y de la misma forma Ronald Belisario retiró la novena para su octavo rescate de la temporada uno menos que el líder, Josh Lueke, de los Acereros de Monclova.
Dave Kubiak (0-2) sufrió inmerecida derrota en 6 entradas pero el zarpazo que recibió en la cuarta entrada resultó letal. Y de los males el menor es que el larguirucho norteamericano mejoró su promedio de efectividad ya que de 21.21 con el que inicio terminó con un formidable 10.13.
Después de esta sensacional semana en casa, los Leones viajan a Oaxaca y a Puebla para devolverles la cortesía y regresan para la esperada serie contra los Diablos Rojos del México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: