Devorados por el rey

Leones de Yucatán derrotó 6×4 a los Olmecas de Tabasco, con lo que completó la barrida en el Kululcán Alamo, a la vez que prácticamente aseguró el banderín del Sur y la ventaja de local en los pléiofs

Juan Diego Casanova Medina

Como en los recientes campeonatos, los Leones de Yucatán aseguraron con anticipación su boleto a la postemporada, lo que se ha vuelto una sana costumbre.
Aunque están cerca de lograr la cumbre absoluta de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), al menos tendrán el privilegio de abrir en casa los pleiofs gracias a la victoria de 6×4 sobre los Olmecas de Tabasco, al completarles la “limpia”, -la sexta de la Temporada- en el último desafío que se efectuó en el Parque Kukulcán Alamo que registró una asistencia de 8,839 aficionados.
Las fieras, con marca de 38-16 y porcentaje de .704 necesitan la combinación de un triunfo y una derrota de los Diablos Rojos del México para “amarrar” el súper liderato del circuito, en tanto que el equipo tabasqueño, que nunca dejó de luchar en la serie, se aferra a la vida por buscar el quinto lugar que le permita disputar el boleto a la semifinal de la Zona Sur. Los tropiezos de los Bravos de León y Pericos de Puebla le brinda esa oportunidad.
Los Olmecas no pudieron derrotar a los Leones en las dos series entre ambos equipos en la Temporada por lo que viajarán a Campeche llevando la pesada carga de seis derrotas al hilo ante las fieras, las tres últimas en su reciente visita al Parque de la Serpiente Emplumada.
Como en los dos juegos anteriores, el de este este compromiso, los “chocos” volvieron a adelantarse en el marcador pero ni el pitcheo abridor ni su bullepn pudieron frenar la ofensiva de las fieras.
Nunca conservaron, mucho menos ampliaron la ventaja que en algunos momentos del partido llegaron a tener.
Desde el primer episodio, los tabasqueños atacaron al estelar cubano de los melenudos, Yoanner Negrín (6-1), quien “exprimió” su brazo al máximo luego de su labor en 6 entradas, pero valió la pena el esfuerzo porque se abonó la victoria.
Yordany Linares sorbió el primero de los chocolates que le sirvió a su paisano y el venezolano Gerson Manzanillo disparó imparable al izquierdo. En turno del nicaragüense Elmer Reyes, el “Asere” cometió “balk” avanzando el corredor por el engaño y se instaló en la antesala con rodado al cuadro, desde donde anotó con doble (14) del cubano Ronnier Mustelier.
Su compatriota Daniel Carbonel siguió con imparable que lo remolcó, avanzó a la intermedia con el tiro a la registradora, un wildpitch lo acercó a 90 pies del plato y ahí llegó porque el venezolano Jairo Pérez entregó el último tercio con elevado al izquierdo.
En el fondo del segundo episodio, luego de retirar en orden la parte superior, los Leones confeccionaron feroz ataque de 5 carreras con las que le dieron la voltereta al marcador.
El desfile de 10 melenudos lo inició Art Charles, quien disparó su noveno doble del año y anotó impulsado por imparable del dominicano Jesús “Cacao” Valdez, quien contabilizó su 37 remolque del año.
“El niño” Heras recibió la primera de las tres bases por bolas y la jaula se llenó de fieras con indiscutible del veracruzano Humberto Sosa.
Con la mesa servida, faltaba el cañonazo estelar y el encargado de disparar el bombazo que estremeció el Kukulcán fue el duranguense Ricardo Serrano, quien dirigió el proyectil que explotó en el callejón entre el central y el derecho con el que “limpió” los senderos con su primer triple del año.
El extrabase expulsó del juego al norteamericano Tyler Kane (1-6), quien sufrió la derrota, entrando al rescate el sonorense Rafael Córdoba, quien le pasó cuatro pelotas malas al sonorense Diego Madero, quien llegó trotando a la inicial.
Rubén Sosa entregó el primer tercio con espeso chocolate y a continuación el sinaloense Walter Ibarra atizó imparable al derecho que remolcó la quinta carrera.
Los Olmecas respondieron en la parte superior del tercer episodio con 2 carreras. Congestionaron los senderos con una base y par de jits ligados, produciendo Mustelier con elevado de sacrificio en terreno de faul que atrapó Leo Heras y en triple pisa y corre anotó Linares la tercera carrera y rodado de Carbonel al campo corto remolcó la última anotación de los tabasqueños.
Negrín salió en la sexta entrada después de 108 lanzamientos de los cuales 71 fueron strikes. Completó su labor con 4 carreras, 9 jits, una base, un “balk” con 5 ponches.
Lo relevó el zurdo sonorense Oscar Félix, con dos tercios, incluido un ponche, siguió el mazatleco Jesús Barraza, un tercio, con un doble, el mochiteco José Manuel López, quien retiró en orden la octava entrada y el norteamericano Chad Gaudin se encargó de la novena, admitiendo un doble del emergente Adrián Gutiérrez pero colgó la argolla para su octavo rescate de la temporada.
Después de Córdoba lanzó el veracruzano Thomas Melgarejo, siguió David Gutiérrez, a quien los Leones castigaron con triple de Jesús Valdez, su segundo de la serie y tercero de la temporada y sencillo productor de Leo Heras. Con el cañonazo de tres estaciones, los Leones llegaron a 20 para liderar el departamento. El sonorense Francisco Gil retiró en orden la octava entrada.
Los Leones reciben hoy a los Tigres de Quintana Roo en doble cartelera a partir de las 17:45 horas.
Fueron anunciados, el hermosillense José Samayoa (6-4, 2.69) y el culichi Andrés Iván Meza (0-0, 0.00) por las fieras y Jesse Estrada (2-2, 4.15) y Robert García (1-0, 6.61) por el equipo de Bengala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: