Desplumada completa

Explotó la artillería de los Leones de Yucatán en la octava entrada donde se dieron un suculento festín de 6 carreras con las que terminaron de desplumar a los Tecolotes de los Dos Laredos con un triunfo categórico de 8×1, y se agenciaron la serie completa, la cuarta de la temporada, en el último compromiso que se disputó en el Parque Kukulcán Alamo que registró otra monumental entrada, ahora de 13,226 aficionados.
El dominicano Jesús “Cacao” Valdez, el mexicalense Walter Higuera y el veracruzano Héctor Hernández, con producciones de dos carreras cada uno, contribuyeron al éxito melenudo.
Con su cuarto triunfo al hilo y el liderato de la Zona Sur asegurado con marca de 16-5, la mejor de la Liga Mexicana, las fieras iniciarán este martes una complicada visita al averno en donde los Diablos Rojos del México llegan heridos después de perder la serie ante los Sultanes de Monterrey en la casa de los “Fantasmas Grises”.
El norteamericano Paul Clemens, quien llegó con “bombo y platillo” como uno de los puntales de la rotación melenuda, tuvo una efímera labor después de dos semanas sin tener actividad.
Todo parece indicar que sus días en la cueva están contados ya que su primera salida fue el 29 de marzo, igualmente en el Kukulcán Alamo, contra los Tigres de Quintana Roo con una actuación de 3 entradas.
Recientemente fue activado y este domingo, ante los Tecolotes, tuvo otra apertura no muy convincente y dejó el juego después de retirar dos tercios del cuarto episodio. Su labor incluyó una carrera sucia, con 5 jits.
La pifia de Art Charles en su tiro a la antesala fue provocada por la picardía y audacia del capitalino Iván Bellacetín, quien tras conectar un infiljit a la antesala y avanzar con rodado al mismo sector del californiano Juan Martínez, aprovechó que el guardián de esa colchoneta estaba fuera de su posición para llegar al tercer cojín y por el pecado anotó la de la quiniela. Alguien se “durmió” en la jugada que tomó por sorpresa tanto a Callaspo como a Diego Madero.
El equipo selvático, con su uniforme retro, respondió en el fondo del primer episodio y con dos carreras le dio la voltereta al electrónico.
Tras sorber el guasavense Alan López hirviente chocolate, el michoacano José Juan Aguilar disparó imparable al izquierdo, se estafó la segunda almohadilla y el culichi Luis Felipe “Pepón” Juárez negoció la inicial. Sencillos ligados de Charles y de Valdez, remolcaron las carreras del empate y de la ventaja melenuda, en ese orden.
Los Tecolotes aprovecharon en la cuarta entrada el endeble pitcheo de Clemens para confeccionar un prometedor ataque que echó por tierra José Juan Aguilar con un fenomenal y preciso tiro al plato que evitó la carrera del empate.
Balbino Fuenmayor conectó un rodado por el campo corto que se convirtió en infiljit, avanzó con imparable al derecho de Carlos Muñoz y el sacrificio de Alan Espinosa fracasó al ser enfriado en la antesala el “Balbinator” venezolano.
Roberto “Chapo” Vizcarra le pidió la pelota a Clemens y el zurdo mochiteco Tomás Solís (1-0), el ganador, fue recibido con incogible al bosque central de Jonathan Ramírez.
Aguilar recogió la pelota y con un riflazo al plato, fusiló a Muñoz, quien se barrió por fuera pero el tijuanense Carlos Mendívil fue tras el corredor y se lanzó para tocarlo en una jugada espectacular en la registradora. Una genuina jugada beisbolera en toda la extensión de la palabra.
El originario de Guaymas, Sonora, Andrés Ávila ponchó a tres bateadores, entre ellos a Bellacetín, quien alcanzó la inicial por wildpitch y cedió el montículo al zurdo sonorense Oscar Félix, quien dominó a Muñoz para terminar con la amenaza.
El mochiteco José Manuel López retiró en orden la octava entrada y el motuleño Carlos Pech se hizo cargo del noveno episodio que estuvo cargado con fuerte dosis de peligro.
Ahora fue el “Cacao” Valdez, quien realizó la gran jugada que apagó el canto del tecolote. El temaxeño Alex Rivero, quien se fue de 4-2, con un doble, conectó una línea al izquierdo que capturó el patrullero en plena carrera, en los límites de la franja de advertencia y antes de llegar a la raya de fair para un gran primer aut.
La base al veracruzano Enrique Osorio y el jit de Bellacetín puso a temblar a todo mundo pero el motuleño se fajó y dominó a los últimos bateadores y se consumó el rugido de las fieras.
El dominicano José Miguel Piña (3-1), pitcher estelar de la Liga Meridana, sufrió un inmerecido primer tropiezo de la temporada, ya que pese a estar en desventaja por la mínima y dominar a las fieras en 6.2 entradas, la causa principal fue la falta de apoyo de sus compañeros que acusaron en el juego una anemia ofensiva impresionante a pesar de batear un jit más que su rival.
Los 11 imparables que dispersaron no encontró eco en el ataque del equipo fronterizo que colectivamente bateó de 2-12 y dejaron en los senderos a una docena de corredores, Increíble.
El cubano Reinier Roibal, tercer lanzador de los Tecolotes, sólo retiró un tercio de la octava entrada en la que los Leones cuajaron el racimo que selló el contundente triunfo.
Luis Felipe Juárez disparó doblete por regla de terreno, Charles recibió la base intencional y “Cacao” Valdez remolcó la primera de la entrada con su tercer imparable de la noche lo que le permitió elevar su porcentaje de bateo de .261 con el que inició a .288.
Doblete de Callaspo impulsó la segunda y envió de regreso a la caseta al antillano tomando su lugar el dominicano Rubén Vicente, quien admitió incogible productor de dos carreras de Walter Higuera y doble de otro par de rayitas de Héctor Hernández coronó el ataque melenudo.
El joven lanzador de Akil, Gerardo Gutiérrez, entró al rescate y tras obsequiar la base a Aguilar, dominó al peligroso “Pepón” Juárez con elevado a la intermedia.
Después de visitar el “infierno” del Fray Nano, los Leones jugarán el fin de semana contra los Bravos de León.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: