Colisión múltiple en el Centro de la ciudad

Ayer jueves por la mañana se registró una colisión múltiple en la confluencia de las calles 60 con 57 del Centro de la ciudad, en la que se vieron involucrados seis vehículos y una persona resultó lesionada.
El chofer del autobús International con número económico 2187 de “Minis 2000” transitaba sobre la calle 57 y antes de llegar a la intersección con la 60 no guardó su distancia de seguridad y colisionó contra la parte posterior de una camioneta Nissan tipo caja cerrada, con logotipos de “e-pura” y placas YS-4616-A, que se proyectó hacia el frente e impactó contra otra camioneta Nissan, también tipo caja cerrada, pero con logotipos de “Crío”, matrícula YN-9621-B.
El chofer-vendedor de la camioneta de “Crío”, Juan Carlos Yah Vázquez, estaba acomodando huevos cuando el vehículo a su cargo fue impactado, afortunadamente el golpe no fue de lleno o lo hubieran aplastado, sin embargo, resultó policontundido, fue atendido por paramédicos de la Policía Municipal de Mérida y de la Cruz Roja, quienes posteriormente lo trasladaron a la Clínica T-1 del IMSS.
La camioneta de “Crío” también avanzó y chocó contra una camioneta Urvan del Servicio Público de Pasajeros, de la ruta Francisco de Montejo-Las Américas-Centro, placas A-758-YSA, que también se fue para adelante e impactó a un Audi, rojo, matrícula ZBZ-082-B, que finalmente se detuvo al colisionar con una camioneta Nissan X-Trail, láminas ZBD-507-B.
Obviamente, con la cantidad de vehículos involucrados en el percance algunos quedaron atravesados; en el sitio se escuchaba el ulular de la sirena de la ambulancia de la Cruz Roja pidiendo paso, además el tránsito se congestionó y los agentes de la Policía Municipal de Mérida cerraron momentáneamente a la circulación vehicular la calle 57 con 56 y la 60 con 59.
En el operativo participaron alrededor de 15 agentes de vialidad, los peritos de tránsito de dicha corporación tomaron nota, todos los vehículos estaban asegurados y en lo que los agentes realizaban su labor y llenaban los formatos correspondientes acudirían al hospital a entrevistar al lesionado y sólo tal vez el problema se podría resolver en el lugar del hecho, con la participación de los representantes de las compañías de seguros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: