Chofer de Uber se lleva el susto de su vida

No respetó un alto en el fraccionamiento Yucalpetén y fue colisionado por un camión de carga, que lo arrastró unos 15 metros, lo proyectó contra el camellón y terminó volcado / Increíblemente salió ileso del espectacular accidente

Ayer miércoles, en las primeras horas de la tarde, el chofer de un Nissan no respetó la señal de alto de disco del cruzamiento de la calle 59-A, el acceso a la Central de Abastos y la avenida Mérida 2000, en el fraccionamiento Yucalpetén, y fue colisionado en el costado izquierdo por un camión de carga, que lo arrastró cerca de 15 metros, lo subió al camellón y volcó el vehículo sobre su costado derecho; no obstante lo espectacular del accidente no se registraron lesionados.
El camión marca Freightliner, placas YN-7264-A, con logotipos de la empresa “D. U. Commercialize S. de R. L. de C.V.”, era conducido de Norte a Sur sobre la avenida Mérida 2000 por Orlando Salvador Dzul Gómez, pero al llegar al cruzamiento con la calle 59-A se atravesó en su trayecto un Nissan Versa, matrícula YXR-068-A, manejado de Poniente a Oriente por Jaime Carreto Parra, quien no respetó la señal de alto, invadió la arteria con preferencia de paso y fue colisionado a la altura de la portezuela trasera del lado izquierdo.
El automóvil, que presta servicio para la plataforma Uber, fue arrastrado alrededor de 15 metros y cuando las llantas golpearon la guarnición del camellón, el vehículo volcó sobre el costado derecho, sobre la maleza.
Jaime Carreto salió del coche por su propio pie, minutos después arribaron al lugar las patrullas 6200 y 6406 de la Secretaría de Seguridad Pública, la segunda al mando del oficial Genaro Couoh Chi, perito de tránsito terrestre de la SSP, quien traía como tripulante al oficial Wilbardo Benjamín Sonda Pacheco; entre ambos realizaron las mediciones correspondientes y tomaron nota para la elaboración del informe respectivo.
Los paramédicos de la ambulancia Y-21 de la SSP valoraron a ambos conductores y afortunadamente los dos resultaron ilesos y llamaron a sus respectivas compañías de seguros para la reparación de los vehículos y de la guarnición del camellón que también resultó dañada, lo que representaba daños a terceros, motivo por el cual los dos chóferes fueron detenidos y conducidos al la cárcel del edificio central de la SSP, mientras las unidades fueron trasladados al depósito vehicular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: