Amplia oferta gastronómica en Oxkutzcab (I)

Comparte...
  • 42
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    42
    Shares

En Oxkutzcab, la gastronomía extranjera, representada por platillos propios de países como Italia, España, Francia, Tailandia, Vietnam, China, Japón, la comida rápida estadounidense, e incluso guisos típicos de El Salvador y Venezuela, va ganando cada vez más adeptos en esta cabecera municipal, que paulatinamente se convierte en el centro gastronómico del sur de Yucatán.

La bonanza que representa para esta comunidad la gran cantidad de oxkutzcabenses radicando al norte del Rio Bravo, no solo se ha reflejado en mejores niveles de bienestar para cientos de familias, con un auge en la industria de la construcción y ramas afines, sino que trae consigo un nuevo proceso de interculturalidad en el que a la típica oferta gastronómica yucateca presente en la plaza, se suma ahora la de numerosos restaurantes que ofrecen guisos de países europeos, asiáticos, americanos y, por supuesto variado menú mexicano.

Hasta hace algunos años, en el mercado local, lo típico era comer panuchos salbutes, tacos y tortas, luego llegó la pizza y en el proceso fueron apareciendo personas de diferentes estados del país, quienes introdujeron comidas y antojitos típicos mexicanos, de tal forma que en el menú de los establecimientos dedicados a la venta de alimentos aparecieron sopes, garnachas, enchiladas, tacos al pastor, de carnitas; en fin amplia variedad de guisos tradicionales de otras partes de México, como Puebla, Chiapas, Veracruz, el Distrito Federal, Jalisco, Hidalgo y Michoacán.

Tras esa primera invasión gastronómica proveniente del interior del país, vino la oleada más importante: la llegada al mercado local de oxkutzcabenses que tras probar fortuna en tierras del Tio Sam regresaron a esta Huerta del Estado para dar inicio a lo que hoy es toda una fuente de ingresos para cocineros, preparadores, meseros, proveedores, entre otros y, por supuesto, para los propietarios de estos negocios, los cuales dedicaron muchos años de su vida a trabajar en la industria restaurantera en los Estados Unidos de América, donde acumularon la experiencia necesaria para gestionar por si solos un negocio de este tipo, pero ya en territorio mexicano.

El pionero en este tipo de negocios, cuando abrió su propio restaurante, fue Francisco Parra Contreras, quien ofreció con gran éxito comida china e italiana; primero en locales alquilados en el centro de la comunidad y posteriormente en un restaurante con local propio en el barrio de la Mejorada.

La aceptación que tuvo el negocio de Francisco Parra dio pie a que otras personas, migrantes como él, se sumaran a la industria restaurantera local, de tal forma que con el paso de los años, particularmente en lo que va del presente siglo, ya se puede hablar de un nicho de mercado propio en esta Huerta del Estado.

Desde entonces, numerosos restaurantes han abierto por los cuatro puntos cardinales de esta cabecera municipal, y aunque en el proceso algunos cerraron, particularmente porque sus propietarios no se acomodaron a las condiciones propias de nuestra economía -lo que significa trabajar con una rentabilidad alejada de las utilidades que un negocio de esta naturaleza genera en suelo estadounidense-, la semilla sembrada por quien fuera pionero dio entonces lugar al aumento de este tipo de establecimientos en Oxkutzcab, lo que se nota particularmente los fines de semana, cuando en esos lugares se recibe a clientes provenientes de municipios aledaños.

El boom gastronómico que se vive en Oxkutzcab se ha reflejado incluso en el nuevo logo institucional del Ayuntamiento, en el que se hace referencia a la amplia oferta culinaria presente en la plaza

“Lo que se busca es dar un impulso a la gastronomía de manera integral.  En Oxkutzcab tenemos muy buenos restaurantes porque se han combinado dos factores: la mano de obra calificada y la experiencia acumulada de muchos migrantes en este giro, lo que nos da la oportunidad de diversificar nuestra economía”, nos refiere el alcalde, Raúl Antonio Romero Chel, cuando le preguntamos al respecto.

Aunque los propietarios de estos restaurantes, prácticamente se la juegan solos para abrir su establecimiento, conjugando ahorros propios y el apoyo familiar para echarlo a andar, hay algunos que han corrido con mejor suerte, mediante algún proyecto de gobierno, que les ha facilitado la apertura y funcionamiento, con apoyos tanto en especie como en dinero.

“Sí es difícil iniciar un negocio de este giro, mas todavía para quienes llevaron años viviendo y trabajando en algún lugar como San Francisco, en California. El cambio es radical en ese sentido, pero con perseverancia y trabajo duro todo es posible. Nuestros migrantes son gente que ha crecido en un ambiente duro y muy competido, como es la industria restaurantera en los Estados Unidos (de América)”, refiere el alcalde.

Para la presidencia municipal esta nueva realidad en la economía local es una oportunidad. Tan de pronto se contempla ya la Ruta de la Naranja, que vendría a ser el complemento ideal para los restaurantes, porque sería otro detonante para que los visitantes se quedarán más tiempo en esta comunidad, lo que permitiría allegarse de nuevos clientes a los restaurantes locales, incluidos a los de comida típica yucateca, que también dicen presente en la oferta gastronómica de esta Huerta del Estado

De hecho, la importancia que tiene ya la industria restaurantera en Oxkutzcab se vio reflejada el pasado mes de septiembre, cuando a iniciativa de la autoridad municipal se organizó una muestra gastronómica en la plaza principal, en la que tomaron parte varios restaurantes locales, a los que se sumó la oferta de la comida y antojitos típicos yucatecos, así como de otras partes del país.

La idea del Ayuntamiento es que un futuro no muy lejano se organice un evento similar, pero que posibilite un espacio diferente para el público del sur del estado, en un ambiente familiar, de convivencia y con acceso gratuito a todo el entorno de lo que sería un auténtico festival gastronómico.

“Tenemos a la vista un nuevo nicho de mercado. Previo tenemos nuestra identidad con la producción y el comercio de cítricos, frutas y hortalizas. Vemos que a la seña de ser la Huerta del Estado, podemos sumar a Oxkutzcab un signo más: el referente gastronómico en el sur del Estado. Eso solo lo podemos lograr de la mano de nuestros migrantes, quienes son los protagonistas de esta nueva historia, y con el granito de arena que pueda aportar el Ayuntamiento”, expone Romero Chel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: