Aceleran desmantelamiento

ORIZABA, Veracruz, 4 de marzo.- Petróleos Mexicanos (PEMEX), en complicidad con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) de nuevo abre el debate al acelerar el proceso de desmantelamiento de la empresa, en menos de seis meses apresuraron el despido masivo y adelanto de jubilaciones sin cumplir la edad laboral o física, también redujo salarios de sus empleados, al cambiarlos de puestos e incluso sedes; “lo que se vive en PEMEX es insostenible” señala Jorge González Rojas, dirigente de la organización Frente Unificador de Trabajadores Urbanos y Rurales Organizados (FUTURO), y advierte que los trabajadores “serán sacrificados porque ya no sirven electoralmente al Gobierno Federal”.
González Rojas anticipa que lo peor está por venir en esa empresa, “los funcionarios actuales como saben que están de salida, señala, están desmantelando PEMEX. Todo lo que le hacen a los trabajadores es un atentado. Se sienta un precedente que vulnera el estado de derecho laboral, sobre todo tratándose del gobierno. Lo que pasa en la empresa, es una represalia contra el gremio petrolero, porque han manifestado su apoyo abierto a López Obrador y ahora como ya no pueden ser usados para fines electorales, los batean”.
Los directivos de Petróleos Mexicanos saben que por los resultados de las elecciones presidenciales, difícilmente se mantendrán en el poder y por ello, en complicidad con la dirigencia del sindicato de trabajadores petroleros iniciaron, “la restructuración laboral en sus refinerías, y lo hacen de la forma más burda, primero se deshace de personal, aun cuando tengan alta experiencia o en todo caso sin el consentimiento de sus trabajadores, inician los trámites de las prejubilaciones, al final ellos se enteran cuando reciben su aviso de su baja”.
El escenario “en lo que queda de PEMEX” es insostenible, pues a los ingenieros los obligan a doblar turnos o los rolan de puestos sin que se les pague el tiempo extra; despiden gente y no renuevan contratos a empleados transitorios.
Confirmó lo que la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTPP) hace un par de días difundió, “PEMEX está en pleno proceso de desmantelamiento, incluido de trabajadores”. Eso no es todo, según revela, “pues sabemos que la empresa mueve a personal a cubrir plazas en otras entidades, pero no paga viáticos, los trabajadores son obligados a solventar sus gastos”.
Así, no sólo los trabajadores son los afectados, “pues con tantos cambios de personal, todos los esquemas de trabajo incluidos los de seguridad interna de la misma empresa son alterados o no se cumplen y eso significa un grave retroceso y peligro para los mismos trabajadores y aquellos que están en las cercanías”.
Otra de las acciones que se emprenden en PEMEX son los documentos girados por el área de relaciones laborales con los que se les informa los cambios de nivel y esto significa reducción de salarios de hasta dos o tres niveles respecto de los que tenían, ahora así se hace la restructuración de su plantilla de trabajadores. La empresa apresuró el desmantelamiento, acelera la prejubilación masiva incluso de algunos trabajadores con 28 años de antigüedad y 50 años cumplidos a quienes no les otorga el total del salario que les correspondería, sino 80 por ciento, eso es lo que está pasando, lamenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: