A cuidarse por el calor

Comparte...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En menos de 15 días, en Yucatán ya son dos las personas hospitalizadas debido a las fuertes temperaturas, por lo que la cifra de personas con problemas de insolación, agotamiento por calor y golpe de calor podría aumentar ante las condiciones climáticas que prevalecen.

El especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Miguel Cortes Martínez, destacó la importancia de evitar, en todo momento, el estar bajo el sol, en especial por largos períodos, sobre todo las personas que están vacacionando en el puerto.

De acuerdo con el Informe Semanal para la Vigilancia Epidemiológica de Temperaturas Naturales Extremas, en lo que va la temporada, en el país ya se registraron 27 casos, distribuidos en 10 entidades federativas, entre ellas Yucatán, con dos casos de agotamiento por calor.

Del total de casos registrados en la República Mexicana, 11 son por golpe de calor y 16 por agotamiento por calor.

Para los próximos cuatros días, según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), para la Península de Yucatán se prevén altas temperaturas, a consecuencia al sistema de alta presión que prevalece en el Golfo de México, de ahí la importancia de tomar las medidas de precaución correspondientes.

Cortes Martínez exhortó que en estas vacaciones de primavera, evitar exponerse por periodos prolongados al Sol y al calor, así como en aquellos sitios que carecen de una adecuada ventilación.

“Ante las altas temperaturas que se registran podrían presentarse casos de golpe de calor, lo cual, puede afectar el cerebro, el corazón, los riñones y los músculos del cuerpo, además de poner en riesgo la vida.

Definió el agotamiento por calor como una afección cuyos síntomas pueden comprender sudoración abundante y pulso acelerado como consecuencia del aumento excesivo de la temperatura del cuerpo. Es uno de los tres síndromes relacionados con el calor, pues el más leve son los calambres por calor son y el más grave es el golpe de calor.

Aclaró que el golpe de calor consiste en un aumento de la temperatura corporal, a partir de los 40 grados, que afecta de manera súbita las funciones vitales del organismo al ocasionar un estado grave de deshidratación.

Explicó que los más vulnerables son los menores de cuatro años de edad, así como personas con diabetes, hipertensión o con problemas cardíacos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: